Científicos consiguen ralentizar el avance del alzheimer

Mediante una investigación, expertos consiguieron ralentizar en un 61 por ciento la progresión del alzheimer en pacientes que atraviesan un estado moderado de la enfermedad.

Una esperanza para la comunidad. La multinacional española de hemoderivados Grifols presentó, en un congreso científico en Barcelona, los resultados de un estudio mediante el cual consiguieron ralentizar en un 61 por ciento el progreso del alzheimer, en pacientes que atraviesan un estado moderado de la enfermedad.  Las pruebas fueron hechas, según se explicó, mediante un procedimiento de extracción periódica de plasma y su sustitución por una solución de albúmina, una proteína plasmática.

Los resultados están basados en 497 enfermos entre leves y moderados de 55 a 85 años de 41 hospitales europeos y estadounidenses.
El tratamiento parte de la hipótesis de que la mayoría de la beta-amiloide, una de las proteínas que se acumulan en el cerebro de las personas con alzheimer, circula en el plasma ligado a la albúmina. La extracción de este plasma podría desplazar la beta-amiloide del cerebro hacia el plasma, limitando el impacto de esta enfermedad en las funciones cognitivas.

Según Grifols, los resultados demostraron, con significación estadística, una ralentización del 61 por ciento en la progresión de la enfermedad, mejorando tanto la capacidad cognitiva como de desarrollo de actividades cotidianas.

En el grupo de enfermos en estadio leve, los datos también sugieren un retardo en el progreso de la dolencia, aunque no es significativo estadísticamente.

La enfermedad de Alzheimer, también denominada demencia senil de tipo Alzheimer (DSTA) o simplemente alzhéimer, es una enfermedad neurodegenerativa que se manifiesta como deterioro cognitivo y trastornos conductuales.

Dejá tu comentario