Detectan por primera vez un sismo en la superficie de Marte

La Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio (NASA) anunció que el módulo espacial InSight, que aterrizó en Marte en noviembre del año pasado, detectó indicios del primer sismo registrado en el planeta rojo.

Una “débil señal sísmica” fue detectada por la Estructura Interna de Experimentos Sísmicos (SEIS) de la sonda InSight el último 6 de abril, después de “128 días marcianos” en el planeta, SEGÚN informó la NASA en un comunicado.

“Este es el primer temblor registrado que aparenta proceder del interior del planeta, frente a otros causados por fuerzas que se encuentran sobre su superficie, como el viento”, agregó la nota.

Los científicos están aún examinando los datos obtenidos para intentar dilucidar “la causa exacta” de la señal.

La NASA difundió en su cuenta de Twitter la señal de video y audio que ilustra el sismo marciano detectado por el sismómetro instalado en el InSight que fue colocado en la superficie de Marte el último 19 de diciembre.

En el montaje se pueden escuchar tres tipos distintos de sonidos, todos detectados como vibraciones del suelo por el sismómetro de la nave: ruido del viento marciano; el evento sísmico en sí; y el brazo robótico de la nave que se mueve para tomar fotos.

Desde diciembre el sismómetro reconoció otros tres temblores, aunque “más pequeños” y de “origen aún más ambiguo” que el del 6 de abril, informó Efe.

“Hasta ahora, habíamos estado recopilando sonidos de fondo, pero esto supone oficialmente un primer paso en un nuevo campo: la sismología marciana”, dijo el investigador principal del proyecto InSight, Bruce Banerdt, en el comunicado.

Banerdt comparó esta investigación con la realizada por los astronautas de las misiones Apollo, que notificaron miles de terremotos en la Luna entre los años 1969 y 1977.

El InSight se posó el 26 de noviembre en una zona plana de Marte conocida como Elysium Planitia, un área considerada por los expertos como relativamente segura para un aterrizaje sin incidentes.

A diferencia de otras misiones de la NASA protagonizadas por robots que se desplazaban sobre Marte, este módulo espacial lleva a cabo su misión desde un punto fijo.

El objetivo de este proyecto, que tiene una duración prevista de dos años, es estudiar específicamente el interior y la composición del planeta rojo.

Para llegar hasta “el corazón” de Marte, el InSight cuenta, entre otros instrumentos, con un sismógrafo y una sonda que pueden medir la actividad y la temperatura internas del planeta, respectivamente.

Dejá tu comentario