El predio desalojado en el barrio Confluencia quedó con custodia permanente

La Policía se encuentra en el lugar, y por las noches patrulla la zona para evitar una nueva ocupación en la toma Obrero Argentino.

Luego de varios días convulsionados en el barrio Confluencia de la ciudad de Neuquén debido al desalojo de predios que habían sido ocupados por unas 150 personas, la Policía se encuentra ahora custodiando de manera permanente el lugar.

Desde el fin de semana, unos diez efectivos, equipados con armas largas, cascos, escudos y dos camiones blindados, se instalaron en el terreno para evitar una nueva ocupación.

Los vecinos de la toma Obrero Argentino se manifestaron ayer por la mañana en las puertas de Casa de Gobierno para pedir a las autoridades que los dejen volver al predio y aseguraron que están dispuestos a pagar las tierras.

“Es un delito lo que estamos haciendo, pero también es una realidad que nosotros necesitamos tierras para poder construir nuestras viviendas”, dijo Yohana Inostroza, vocera de los damnificados.

Dejá tu comentario