Por el constante vandalismo, una escuela del oeste tendrá custodia policial

Será al menos durante dos semanas, en la escuela primaria 347 del barrio Cuenca XV de la ciudad de Neuquén. El fin de semana robaron una carretilla y herramientas de trabajo.

Foto: Google Street View

El constante vandalismo obligó a un establecimiento del oeste neuquino a tener custodia policial, al menos durante dos semanas. Se trata de la escuela primaria 347 del barrio Cuenca XV, que el fin de semana pasado sufrió el robo de una carretilla y elementos de trabajo del personal auxiliar.

Tras estos últimos hechos, la directora Ana Cifuentes dio aviso de la suspensión de clases, lo que llevó a tomar la decisión de colocar custodia policial, a cargo de la Comisaría 18 de la ciudad de Neuquén.

Los hechos de violencia en inmediaciones de la escuela ocurren con frecuencia. “Los chicos suelen tirar piedras sin medir las consecuencias de aquello que pueden ocasionar, por ejemplo romper los vidrios de los autos. Mi auto fue uno de los que sufrió la rotura de vidrios, también tiran hacia la escuela, rompiendo los vidrios, sobre el techo y este domingo (28 de abril) ingresaron rompiendo una puerta y se llevaron elementos de la escuela”, aseguró Cifuentes.

Sobre los motivos que originan estos actos, la directora respondió: “los chicos tienen una historia muy particular, uno no los tiene que ver como delincuentes, tienen un pasado y me parece que como escuela los tenemos que aconsejar, los tenemos que abrazar para poder cambiar un poco esta realidad que están viviendo”.

Acerca de la realidad en la que se encuentran los jóvenes, la directora explicó: “No es un barrio aislado, estamos inmersos en una trama social donde estamos teñidos también por situaciones que llevan a la violencia. Cuenca XV es un barrio más cuya comunidad merece las mismas oportunidades. Siempre creemos que en esta escuela debemos hacer lo posible para que los chicos reciban el mismo nivel de educación, la misma atención, el mismo cariño que cualquier niño de la provincia”.

Dejá tu comentario