EPAS desmintió la descarga cloacal clandestina que denunció la Muni

El ente de saneamiento negó que hubiera una instalación “intencional” que derramara líquidos cloacales al canal Leguizamón. “Es probable que el pluvial asentado sobre los caños de hormigón de la colectora pueda haberla dañado”, dijeron.

El EPAS (Ente Provincial de Agua y Saneamiento) desmintió al Municipio sobre una supuesta descarga cloacal clandestina proveniente de una colectora de la calle Lanín a las aguas del canal Leguizamón en la ciudad de Neuquén.

“No existe ninguna instalación realizada por el EPAS que derive líquidos cloacales fuera de la colectora de manera intencional y oculta, como da a entender la subsecretaria de la Municipalidad al hablar de una instalación ‘clandestina’”, dijo Esteban Rodríguez, gerente general de Servicios Neuquén del EPAS. Además, agregó que tampoco existen desbordes superficiales en ese lugar.

El funcionario aclaró además que hay un punto de interferencia por el cruce de las conducciones de la colectora cloacal con el canal en calles Lanín y Leguizamón, siendo las cañerías municipales una obra posterior a la red de saneamiento, y estando las primeras apoyadas sobre las segundas.

“Es probable que el pluvial asentado sobre los caños de hormigón de la colectora pueda haberla dañado y, en ese caso, puede haber una filtración de líquidos cloacales”, explicó. Sin embargo, aclaró que “el mantenimiento del pluvial es responsabilidad del Municipio. EPAS desconoce los detalles constructivos y no tiene acceso al mismo. Para evaluar la denuncia de la funcionaria necesitamos contar con esa información”.

Rodríguez agregó además que se encuentra activa una comisión de trabajo conformada por EPAS, la Municipalidad de Neuquén, Recursos Hídricos y la Defensoría del Pueblo destinada a atender situaciones de contaminación del arroyo Durán.

Dejá tu comentario