Intentaron secuestrar a una estudiante de psicología en Cipolletti

Ocurrió en la madrugada del domingo. La joven de 21 años volvía a su casa cuando fue interceptada por un hombre que intentó ahorcarla y le provocó contusiones, pero logró escapar. “Comencé a gritar con todas mis fuerzas y a pelear con una fuerza que yo misma desconocía”, dijo.

Ruta chica y Chacabuco, Cipolletti. Allí intentaron secuestrar a Carolina Laciar, de 21 años, a unas cuadras de su departamento.

Lo que era el final de una noche de diversión con amigos terminó convirtiéndose en una verdadera pesadilla para una joven estudiante de psicología. Carolina Laciar tiene 21 años, y durante la madrugada del domingo vivió en carne propia la pesadilla más temida: al menos una persona intentó secuestrarla en Cipolletti cuando volvía a su casa después de haber salido a bailar junto a su primo y un grupo de amigos.

Todo ocurrió el domingo cerca de las 6 de la mañana, cuando la joven se bajó del colectivo sobre la ruta chica, cerca de la intersección con la calle Chacabuco. “Cuando bajo del colectivo y estaba por ir a mi departamento siento que me agarra de atrás un hombre, me tapa la boca y trata de ponerme algo en el cuello, una especie de cordón o soga, no recuerdo bien”, relató Carolina a El Confidente. “Lo primero que atiné fue a tirarme al piso y entregar todo lo que tenía pensando que quería robarme pero no, no es lo que quería hacerme”.

En ese momento, ella asegura haberse tirado al piso a propósito. “Sentí que me querían violar y llevar, me querían inconsciente, eso estoy segura. Sentí que no la contaba”, confiesa.

“Cuando me tiré al piso es donde comencé a gritar con todas mis fuerzas y a pelear con una fuerza que yo misma desconocía, y ahí es donde me arrastran”. Producto de la brutal acción, la joven sufrió heridas y contusiones superficiales en la piel. “Todavía no sé de dónde saqué las fuerzas para escapar”, asegura.

Carolina logró escapar cuando intentaban arrastrarla. “Todavía no sé de dónde saqué las fuerzas”, asegura.

“Logré escapar y me fui corriendo a mi departamento y llame inmediatamente a mis papás, estaba en shock y aún lo estoy. Había ido a Neuquén a ver a mi prima y amigos, salimos y volvimos temprano, por eso volví a mi departamento en cole a esa hora. Lo peor que pude hacer”, se lamenta.

Carolina cursa tercer año de la carrera de psicología en la UNCo, y tras el incidente regresó a su ciudad natal por unos días. “Hoy estoy en Piedra del Águila que es de donde soy, acompañada de mi familia y mis allegados. Lo único que quería era irme de Cipolletti y estar en mi hogar”. Cuando regrese al valle, asegura, radicará la denuncia.

La joven sufrió lastimaduras cuando intentaron arrastrarla

Un mensaje para las jóvenes

Tras el terrible episodio vivido, Carolina busca trsnamitir su mensaje de consciencia a las jóvenes “para que no cometan el error mío de no avisarle a nadie que había salido. Para que tomen los recaudos que yo no tuve, como tener la ubicación del celular activada”.

Dejá tu comentario