Tiroteo en Sierras Blancas: investigan cómo entraron armados al yacimiento

El fiscal Pablo Vignaroli es quien lleva la causa sobre los hechos ocurridos ayer en un yacimiento petrolero operado por Shell en el que unos 20 hombres abrieron fuego desde distintos vehículos, y tres personas resultaron heridas.

El violento tiroteo ocurrido ayer en Sierras Blancas, en Vaca Muerta, es investigado por el fiscal Pablo Vignaroli, quien ahora busca determinar cómo un grupo de personas hizo para acceder al lugar portando una gran cantidad de armas con las que irrumpieron a los tiros y dejaron tres personas heridas, una de ellas de gravedad.

“Estamos buscando determinar cómo fue la mecánica de la agresión, la cantidad de personas que arribaron y cuántas participaron de la agresión. Ahora, si aquí hay internas o no de la UOCRA, es algo que podremos definir en el transcurso de la investigación. Los nombres que manejamos, que me reservo por ahora, tienen algún tipo de vinculación con la UOCRA pero no sabemos si de manera orgánica”, explicó el fiscal.

Un dato de la realidad es el que llama la atención por estas horas: cualquier persona que quiera llegar al yacimiento Sierras Blancas que opera Shell u otra locación en Vaca Muerta, es interceptada varios kilómetros antes por personal de vigilancia privada, si no cuenta con la debida autorización o acreditación que trabaja en el lugar.

De acuerdo a lo que hasta ahora se pudo reconstruir, el empleado herido de un balazo en la cabeza, llegó en la mañana de este miércoles aproximadamente a las 8, lo hizo en un vehículo y se quedó conversando con el encargado del pañol. Pocos minutos después, arribaron entre 15 y 20 personas, a bordo de 5 camionetas, se dirigieron al empleado identificado como Juan, le habrían recordado una advertencia anterior, e inmediatamente comenzaron a golpearlo con puños y con elementos punzantes. “Allí se producen disparos y ahora tratamos de establecer de dónde salieron y quiénes los efectuaron”, indicó Vignaroli.

El fiscal no confirmó aún que las vainas recogidas sean de calibre 9 mm, como dijo uno de los testigos, pero adelantó que en la jornada comenzaron a tomar testimoniales a quienes presenciaron la balacera. También, solicitaron material de registro de las cámaras del lugar aunque hasta la noche del miércoles, no había detenidos vinculados al caso.

Dejá tu comentario